01: TU INTEGRIDAD NOS UNE
EL LEGADO
CONTINÚA

Lodewijk Jan Bakker y Luis Bakker Guerra sembraron la semilla de una empresa que se dedica a alimentar de forma eficiente, humana y sostenible: PRONACA. Hoy en día, su legado continúa a través de cada uno de sus colaboradores y del trabajo diario.

La historia de PRONACA inició en 1957, cuando Lodewijk Jan Bakker adquirió la hacienda denominada ‘La Estancia’. Fue entonces cuando empezó a delinear su proyecto personal junto a su hijo Luis Bakker Guerra. La idea de una empresa que velara por el bienestar de su familia y de los ecuatorianos había germinado. Ambos lideraron el desarrollo y crecimiento del negocio en años posteriores.

La visión empresarial de la familia Bakker la llevó a cimentar pilares sólidos para su expansión. Estos se basaron en tener calidez humana y en ser eficientes en cada uno de sus procesos. En el primer año de actividades nació INDIA, la compañía precursora del grupo.

Crecemos a la vanguardia de la industria mundial